Ayudando a promover un vínculo sano entre madre e hijo

April 11th, 2019
Christa García (izquierda) y su hija Olivia con las terapistas Amber Williams (derecha) y Caroline Kosino, que están en el programa de Salud Mental para la Primera Infancia de Southwest Solutions.

Cuando Christa García llevó por primera vez a su hija Olivia a nuestro programa de Salud Mental de la Primera Infancia, fue por orden del tribunal.

 “Tuve una actitud negativa cuando llegamos al programa hace tres meses porque, erróneamente, pensé que tratarían de decirme cómo criar a mi hija”, dijo Christa. “Así que me resistí al principio. Pero el punto de enfoque para mí fue cuando entendí que el programa estaba tratando de ayudarme para poder construir mi vínculo con Olivia de la manera correcta”.

El programa de Salud Mental para la Primera Infancias (ECMH, por sus siglas en inglés) brinda servicios terapéuticos a domicilio a familias con niños desde el nacimiento hasta los seis años. También atiende a mujeres embarazadas. Los servicios se ofrecen tanto en inglés como en español.

 Olivia tiene tres años. Un año después de su nacimiento, Christa experimentó depresión posparto y no sabía cómo enfrentarlo. Se automedicó y uso drogas, dejaba a Olivia con su esposo en casa cuando salía a drogarse. El uso de drogas la metió en problemas con la ley. Christa ha estado limpia desde hace un año y está decidida a llevar una vida diferente en el futuro. Ella tiene 34 años 

La terapista de Salud Mental de la Primera Infancia que trabaja con Christa y Olivia es Amber Williams. A través de las actividades de juego, Amber guía a Christa para que pueda desarrollar una relación enriquecedora, fuerte y saludable con Olivia. Amber le hace sugerencias a Christa sobre cómo ser más comprensiva  y atenta en su interacción con Olivia, cómo incorporar palabras y lenguaje en las actividades, y cómo reforzar la curiosidad y las habilidades de Olivia para mejorar su autoestima y su amor natural por aprender. Amber también aconseja a Christa sobre la disciplina apropiada que sea amorosa pero firme, las buenas estrategias de crianza, la importancia de la paciencia y la comprensión de las necesidades de desarrollo, progreso y evolución.

“Amber se ha convertido en mucho más que nuestra terapista”, dijo Christa. “Ella es una amiga de la familia y nosotros confiamos en que ella siempre tiene el mejores intereses de corazón”.

 Christa le da crédito al programa ECHM por mejorar el comportamiento y la relación de ella y su hija de muchas maneras.

Olivia celebra un logro durante una sesión de ECMH. Ella está sentada entre la terapista Amber Williams (izquierda) y su madre Christa.

“Olivia se comunica mejor”, dijo Christa. “Ella es más educada y paciente. Y yo también. Ella presta atención y no interrumpe. Ella también es más compartida y considerada. Solía ​​ser muy solitaria, pero ahora es más sociable. Ella guarda las cosas después de jugar con ellas. Y ella termina una tarea antes de comenzar otra, y esto me ha inspirado a hacer lo mismo”.

Los estudios demuestran que el desarrollo de las habilidades sociales y la capacidad de regular las emociones son muy importantes para el éxito futuro de un niño en la vida.

“Estas habilidades sociales y emocionales se aprenden a través de las relaciones más importantes que tiene un niño, que generalmente es con sus padres o tutores”, dijo Caroline Kosino, quien lidera el equipo de ECMH en Southwest Solutions. “Estas relaciones primarias establecen la base y las expectativas para las relaciones que el niño tendrá en la edad adulta. Un niño que disfruta de un vínculo fuerte y saludable con el padre o cuidador tiene muchas más probabilidades de tener relaciones sanas cuando crezca y, por lo tanto, ser más feliz”.

Como muchos padres que participan en nuestro ECMH, Christa ha experimentado un trauma en su propia vida. Ella ha llegado a comprender cómo ese trauma afectó negativamente su relación con su hija, aunque su deseo más profundo es proteger a Olivia de cualquier daño y ayudar a Olivia a tener éxito.

“Quiero que Olivia tome buenas decisiones y se mantenga positiva incluso cuando las cosas van mal”, dijo Christa. “Quiero que ella tome los pasos correctos en la vida y se centre en su propio bienestar y felicidad. Quiero que ella sepa que yo fui un buen modelo a seguir e hice lo mejor que pude por ella”.

Para obtener más información sobre ECHM, comuníquese con Caroline en ckosino@swsol.org


Para ser elegible para el programa de Salud Mental de la Primera Infancia, debe ser:

 

  • Un residente del condado de Wayne
  • Cubierto por Medicaid o MiChild (ECMH solo puede inscribir a un número limitado de participantes no asegurados)
  • Embarazada o padre, tutor de un menor de 0meses a 6years.

Comments are closed.

Copyright © 2019 Southwest Solutions

Web Design & Development by Douglas Marketing Group